Sergey: Do what you love


Sus cuadros nos han dejado perplejos, pues su carácter está reflejado en cada uno de ellos. Cinco palabras le dan son a una frase que es sinónimo de rebeldía para quienes viven en un constructo social donde la estabilidad financiera predomina por sobre todo salto de fé. Pero es Sergey Gordienko, contemporáneo artista ruso quien derrumba este pensamiento al incitarnos a cuestionar: ¿Que realmente es lo que amamos hacer?


DO WHAT YOU LOVE es su mantra, y ha tomado al sur de la Florida por sorpresa al exponer sus vibrantes cuadros, canvas, y hasta items de ropa y calzado con esta fuerte declaración.

Fuimos a su atelier en Wynwood, Miami y presenciamos su naturaleza inspiradora. Con una cálida bienvenida nos brinda un espacio para intercambiar preguntas, ideas, y hasta nos confía futuros proyectos. — Contanos, Sergey: ¿Cómo encontraste lo que amas?— “Para mi es muy simple: solo debes preguntarte a ti mismo qué es lo que realmente te da felicidad. Cada vez que despiertas y vas al trabajo, ¿estás disfrutando de lo que haces, de todo a lo que le pones empeño, tiempo, y energía? A medida que uno crece, los gustos, las profesiones, cambian. Y eso está bien; solo sigue lo que tu corazón te dice, no hay algo correcto o incorrecto. Primero te tienes que preparar a ti mismo, porque los cambios son riesgosos. No te preocupes si fallas, pues ganas experiencia. Como dice el dicho: ‘El que no arriesga, no gana’.”


Su última exposición en Miami Design District junto a renombrados artistas atrajo a los curiosos que se vieron atraídos por su audacia, atributo que desarrolló durante su tumultuosa carrera. — ¿Qué le recomiendas a la gente que aún no sabe con exactitud contestar esa pregunta? — “Si tienes dudas, prueba, experimenta, y pregúntate: si el dinero no fuese una opción, qué te gustaría hacer con tu vida? Describe cómo te ves a ti mismo. Dejar tu trabajo de 9-5 no es obligatorio, pero encuentra algo que te de alegría hacer luego de cumplir tu jornada.


— Hablemos sobre tus comienzos. ¿Por qué Estados Unidos?— “Estoy muy en contra de la política de mi país y la falta de apoyo por el gobierno. La gente en Rusia está luchando día a día con todo lo que está sucediendo, y decidí mudarme a un lugar donde pueda ser feliz. Los Estados Unidos es el país perfecto para inmigrantes, ha sido construido por ellos.”

Nos lleva más adentro de su trayectoria mostrándonos sus diferentes cuadros, destacando con mucho orgullo su primera obra: un canva del 2016 que ha rediseñado— “Éste fue un experimento que no me gustó, pero por su historia, es muy importante. En un principio era abstracto y colorido. Pero no estoy pronto para venderlo aún, estoy esperando a la persona que valorará la primera obra de arte que he creado”.


El resultado final es maravilloso —“La mayoría de mis obras tienen muchos colores, y diferentes vibraciones. Para mi son todos diferentes, únicos en su existencia. Cada canva representa etapas de mi carrera, de mi crecimiento, de mi camino.

Sergey es un innovador, y como tal, sus planes a futuro denotan grandiosas ideas. Un edificio de tres pisos con un rooftop reina su mente, establecido en Wynnwood, o Downtown, donde grandes ventanales le permitirán a toda persona que rodea la estructura ser testigo de su exhibición. Su necesidad de giving-back se ve reflejada al posicionar su workshop para futuros artistas que necesiten un lugar para aprender y crear, y un rooftop le permitirá tener un espacio ambientado para hacer yoga y meditación.


Con todo lo que has vivido y experimentado hasta hoy, ¿cuál es tu mayor meta a cumplir, Sergey?— “Mi meta es compartir amor y ser feliz. Cuando abunda el amor en tí, lo puedes compartir con el resto. Y una vez que lo haces, sientes altas vibraciones y gratificación. Nunca ha sido sobre el dinero — se trata sobre escuchar cómo mi arte y mi energía le ha cambiado la vida al resto.”


Por Marcia Lopez